Aaron

Aaron
Aaron es un pequeño travieso que hace unos meses fue abandonado al CECA en Córdoba por su anterior propietario. ¿Por qué? Él sabrá, pero es inexcusable abandonar a un miembro de tu familia; lo abandonó sin pensar ni siquiera en lo que eso podía llegar a suponer para el pequeño: un sitio extraño, encerrado, que lo miraran como un pequeño diablillo, con un estrés añadido por oír mucho ladrido, muchos olores nuevos de golpe… un cambio brutal y encima con 4 años y enfermo por no tener los cuidados mínimos básicos.
Aaron tiene mucho carácter, es curioso, juguetón tanto que se entusiasma con facilidad, desconfiado como es lógico por lo que ha tenido que pasar, pero es algo que con tiempo y amor cambiará, también le gusta dormir panza arriba y en una hamaquita confortable.
En casi dos semanas con nosotros ya ha tenido un gran cambio y solo con buena alimentación y muchos mimos. El pelo ha comenzado al salir y está más rellenito.
 
Cuando llegó paso por nuestros veterinarios y por suerte para el pequeño, todo estaba bien, todo era provocado por la NULA o MALA atención correcta. Ahora toca que sea feliz y así será.

Deja una respuesta