¿QUÉ QUIERE DECIR SER CASA DE ACOGIDA?

Es una forma de colaboración desinteresada para con estos adorables animales, con esta acción se pueden salvar algunas vidas, sin vosotros pueden acabar en la calle, en perreras, abandonados por el monte, etc
Consiste en acoger un hurón en tu casa y tratarlo como uno más de la familia, dándole el cariño que requiere y los cuidados necesarios hasta que sea adoptado.

¿QUÉ TIPO DE ACOGIDAS PUEDES HACER?

Puedes acoger hurones mientras se les encuentra un nuevo hogar o puedes acogerlo permanentemente cuando sean hurones enfermos, delicados de salud y/o viejines que nadie quiere darles otra oportunidad, motivo por el cual puede ser complicada su adopción.

¿CUÁNTO TIEMPO DURA LA ACOGIDA?

El tiempo es, en parte, decisión tuya, todo dependerá del tipo de acogida.

La duración de las acogidas será siempre la necesaria para encontrar un hogar al peque; Puede ser muy variable, quince días, un mes, dos meses… no podemos predecir con exactitud cuánto será.

Cuando se tratan de acogidas permanentes serían, como bien indica el nombre, de forma indefinida, hasta el momento en que el animal falleciese.

Qué te pedimos:

  • Que consideres tu colaboración como un compromiso serio hacia los hurones.
  • Que seas honesto y realista con nosotros y contigo mismo en relación a tus necesidades, deseos y disponibilidad de tiempo.

El procedimiento es simple, se firma un convenio de colaboración como casa de acogida, en el cual se recogen tanto vuestros derechos como vuestras obligaciones y un documento de cesión de datos por manejar datos personales protegidos éstos por la Ley Orgánica de Protección de Datos Personales.

Las decisiones sobre las actuaciones a realizar en cuanto a la salud del animal se debaten en Junta Directiva, esa responsabilidad no recaerá sobre vosotros, pero se os pedirá vuestra valoración.

Intentamos haceros participes en la elección del adoptante creemos que quien mejor conoce al pequeño es la casa que lo acoge y es un dato importante para su futuro adoptante.

Lo último y más importante nunca los juntamos con los nuestros, hay que organizarse para hacer turnos y dedicarles tiempo.

Si estás interesado mándanos un mail respondiendo a las siguientes cuestiones:

  1. Qué nos contenéis de donde os viene vuestro amor por estos animales.
  2. Desde cuando los conoces.
  3. Experiencias gratas y no gratas.
  4. Qué harías con un hurón mordedor.
  5. Remítenos alguna foto del entorno de juego y del lugar por dónde estaría.